CLN

Primer pilar de la educación: Aprender a conocer

El siglo XXI ha abierto un sinfín de posibilidades de interacción social y avances en las diferentes áreas del conocimiento. Nuevos problemas han aparecido y con esto se sacudieron viejos paradigmas. La educación más que nunca en la historia humana, se erige cómo una brújula  del cambio y el bienestar social.

La primera idea que encontramos en el informe para la UNESCO sobre educación superior de Jaques Delors es: Aprender a conocer. Este término dista mucho del concepto de sólo memorizar el contenido estático de algunas asignaturas o de dominar ciertos métodos. La educación que pretenda ser trascendente para el ser humano va más allá de esa forma tradicional.

Aprender a conocer supone varias cosas por ejemplo, ejercitar la memoria, la atención, el pensamiento, y aprender a aprender. Esta forma de comprender la educación apuesta más por el dominio de las herramientas y los métodos cómo caminos de conocimiento posibles, que el de la conceptualización cerrada.

Existe un placer sumamente humano y necesario en el conocimiento. Nuestras vivencias nos acercan a muchas caras de la experiencia social, y cuando nuestra educación se enfoca en aprender a conocer se despierta en las personas esa curiosidad intelectual y pensamiento crítico.

La aventura del conocimiento nunca acaba. La exploración del mundo y su transformación mediante la educación, es una de las necesidades más grandes de las personas en este siglo. Cuando nos ubicamos en nuestro momento histórico con cierta dosis de conciencia nuestras conclusiones se acercan a esta propuesta. La curiosidad es tocar a la puerta de los mundos que mediante nuestra acción podemos hacer posibles. Aprender a conocer, es un fundamento trascendente para la educación del futuro.

28/02/2015

1 Respuestas en Primer pilar de la educación: Aprender a conocer"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *