CLN

Las Empresas Bajan sus Costos con Personal Extranjero Calificado

Por medio de la subcontratación de personal calificado que vive en otras partes del mundo, las empresa generar un ahorro significativo.

Marshal McLuhan, en los años sesenta manejo la metáfora “aldea global” para referirse al fenómeno que la televisión estaba provocando en la sociedad de esa época. El famoso autor de textos sobre comunicación sostenía que la posibilidad de conocer culturas tan diversas, a través del receptor televisivo, provocaría gradualmente el surgimiento de, lo que él denominó, “ciudadanos del mundo”.

Siguiendo esta teoría, McLuhan creía que ese conocimiento del otro, de las realidades tan distantes, de las tradiciones heterogéneas; generarían en la humanidad una actitud de tolerancia hacia lo diverso para que eventualmente el racismo y las guerras desaparecieran de la faz de la tierra.

Si bien es cierto que el halo utópico de la teoría no lo podemos soslayar, tampoco debemos negar que parte de las predicciones del escritor norteamericano son ciertas. Hoy nuestro planeta (o tan siquiera, el porcentaje de personas con acceso a las redes de comunicación) se encuentra interconectado. En cuestión de segundos podemos constatar lo que está ocurriendo, literalmente, al otro lado del mundo.

Este hecho es algo que las personas de mi generación (los nacidos en los setentas) fuimos asimilando poco a poco. De niños no vivimos el nacimiento comercial del internet o de las computadoras personales en una gran cantidad de hogares. Sin embargo, hemos ido aprendiendo a vivir en este mundo al adaptarnos a estas nuevas realidades. En pocas palabras intentamos mantenernos “al día”.

Es por ello que no puedo más que manifestar mi asombro ante un programa televisivo que tuve la oportunidad de ver. En teoría estoy acostumbrado a los procesos de globalización que vivimos cotidianamente, pero el caso presentado en esa emisión es digno de comentar.

Sabemos que las compañías transnacionales han determinado que pueden ahorrar millones de dólares al no emplear trabajadores de su propia nacionalidad y contratar a personas de otros países. Por ello encontramos tantas maquiladoras e industrias de manufactura en países en desarrollo.

Pero nunca me imaginé que esas empresas estuvieran trasladando sus servicios telefónicos de atención al cliente a la India. Resulta que cuando uno habla para pedir informes o solicitar una garantía en dichos corporativos, la persona al otro lado de la línea, en muchos casos, es hindú.

Es más barato para estos emporios el contratar a un recién egresado de una licenciatura hindú que a un estadounidense. La proporción en sueldos es de diez a uno por lo que no extraña que prefieran pagar las cuotas de las llamadas de larga distancia.

Los jóvenes hindúes toman clases intensivas de pronunciación en inglés y deben usar un seudónimo “americano” para que las personas estadounidenses que utilizan los servicios telefónicos sientan que están hablando con un compatriota.

Incluso hay otras compañías en la India que son subcontratadas por despachos contables de Norteamérica para que hagan las declaraciones de impuestos de sus clientes. ¿La razón? Es más barato pagarle a un contador hindú que a uno estadounidense.

Las implicaciones son muchas: miles de jóvenes hindúes que logran trabajos envidiables en el mercado laboral de su país, pero que tienen que “cancelar” ante los clientes su identidad cultural; miles de egresados de las universidades norteamericanas que no pueden competir por esos puestos por los tabuladores salariales que se manejan en EU; empresas transnacionales que justifican sus acciones sosteniendo que los ahorros que logran son transferidos a sus clientes cuando éstos utilizan sus servicios y la sensación de que, en el ámbito comercial, las fronteras son cosas del pasado.

Nuestro mundo se ha vuelto tan complejo, en tantas vertientes, que uno en ocasiones no sabe cómo interpretar los cambios tan vertiginosos que estamos viviendo. Definitivamente, nuestra realidad ya no es la misma.

Es por ello que al retomar los textos de McLuhan veo que su “profecía” se está cumpliendo parcialmente. Y digo parcialmente porque me gustaría que también fuera algo palpable su referencia a la erradicación de las guerras y el racismo. Sin embargo, ese aspecto de su teoría, el género humano todavía no lo lleva a la práctica. ¿Lo hará algún día? ¿Qué piensas al respecto?

14/09/2014

0 Respuestas en Las Empresas Bajan sus Costos con Personal Extranjero Calificado"