CLN

La importancia de la imagen profesional en las ventas

La imagen que proyectamos es uno de los factores que más determina nuestro éxito en el mundo de las ventas. Es más existe el dicho: cómo te ven te tratan, y es cierto en esta área. ¿Quieres trascender al vendedor promedio? ¡Cuida la imagen profesional que proyectas en las ventas!

La relación de la imagen y las ventas 

Antes de que salgas a vender es muy importante que te quede muy claro dos cosas: ¿Cuál es el producto o servicio que manejo? y ¿Cuál es la imagen que se adecua al mismo? Si vendemos algún tour en la selva y con muchas actividades extremas una imagen formal seguramente no servirá de mucho para incrementar las ventas.

Se trata de ser congruentes, de lucir como un representante verdadero de la idea al que producto o servicio apunta. Si no hacemos esto, seremos sólo un repetidor de lo que alguien más nos dijo y no encarnaremos ningún valor de la marca. Es decir, no estaremos ni cerca de ser un profesional de las ventas.

El lenguaje verbal y no verbal en las ventas

Vayamos por partes, hay muchos aspectos que componen la imagen de un profesional de las ventas, por ejemplo: la vestimenta, el saludo, la distancia que guardamos con nuestro cliente, los silencios, la mirada. Sin embargo, dos aspectos con los que podemos familiarizarnos muy rápidamente es con las cuestiones verbales y no verbales.

Lo verbal: hace referencia a todo lo que decimos de manera voluntaria y hasta cierta punto involuntaria. Es decir el contenido del pitch de ventas, el tono de nuestra voz, la velocidad de nuestras palabras, el silencio, las muletillas, etcétera.

Lo no verbal: Tiene que ver con lo que nuestro cuerpo dice. Nuestra postura, brazos, piernas, tics, gestos, miradas y más.

El profesional de las ventas sabe que todo comunica y que puede ser usado en nuestro beneficio o en nuestra contra si no sabemos cómo controlarlo.

Tips para una imagen profesional en las ventas

Vayamos a lo práctico, a lo que tu puedes empezar hacer desde ahora para tu labor de ventas en cualquiera que sea tu producto o servicio. 

-Saludo profesional poderoso: Cuando saludamos a alguien con la mano podemos sentir si esa persona es segura o no, si le gusta tener el control de la situación, etcétera. Tu saludo como profesional de las ventas tiene que ser firme pero amistoso, seguro pero no intimidador.

-Vestimenta adecuada: Hay que invertir en nuestro guardarropa, en como nos proyectamos a los demás. Recuerda, según como te miran te tratan.

-Usar el nombre de tu cliente: Nada dice más a una persona que ser llamado con su propio nombre. Cuando un profesional de las ventas hace uso de este recurso está aproximándose de manera más personal y gestiona una posible relación.

-Cuidar tu postura: Espalda recta y estomago metido para demostrar seguridad y firmeza. En cambio, curvear la espalda habla de inseguridad y poco dominio del tema.

Cuidar tus brazos: Cruzar los brazos denota la idea de estar cerrado y que no te interesa mucho el otro. Tener las brazos a un costado nos habla de alguien abierto y que escucha con atención a su interlocutor, ideal para las ventas.

Nada importa más en las ventas que el profesionalismo y pasión que tengamos por la labor. Si queremos triunfar en este terreno es necesario tomarlo en serio e invertir lo necesario. La imagen que proyectemos es la clave para trascender al vendedor promedio.

¿Cuál es tu imagen como profesional de las ventas?

30/04/2015

0 Respuestas en La importancia de la imagen profesional en las ventas"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *