CLN

La Autogestión en el Proceso de Enseñanza-Aprendizaje

Si nuestra intención es que en un proceso de Enseñanza-Aprendizaje promovamos la autonomía de los estudiantes, es indispensable contemplar procesos de autogestión

En definitiva aquellos que nos dedicamos a la enseñanza nos encontramos ante retos constantes y debemos saber adaptar lo que hemos estudiado o experiencias pasadas en el aula para saber enfrentar una nueva necesidad de un grupo de estudiantes.

Eso fue lo que precisamente me pasó hace unas cuantas semanas. En mi faceta de consultor de empresas se me solicitó por parte de un corporativo muy importante y grande de México que generara una propuesta de capacitación que contemplara cuatro cosas:

a) un diagnóstico de las competencias de más de un ciento de colaboradores de un área de esa empresa

b) una propuesta formativa que se derivara de ese diagnóstico

c) una metodología de evaluación de todo el proyecto y…

d) una propuesta para que ese grupo de colaboradores autogestionaran su aprendizaje y alcance de metas.

Honestamente, los primeros tres aspectos de la solicitud, aunque no sencillos, son lo que comúnmente debemos desarrollar los que nos dedicamos a la consultoría, pero lo que me encantó como reto fue el grado de autonomía que se esperaba de aquellos que estaban en ese proceso de capacitación para que, una vez concluida la formación, fueran autogestionando su aprendizaje posterior y que eso se tradujera en una mayor productividad. En otras palabras: el sueño de todo maestro, docente o consultor.

Es obvio que no puedo entrar en detalles de los “cómo” se hizo ya que hasta firmé una cláusula de secrecía con este corporativo para que la metodología fuera propiedad del grupo, pero mi punto es que, en cierta manera, es triste que tan pocas empresas contemplen esos procesos de autonomía en sus colaboradores.

Lo anterior, podría parecer un aspecto “conveniente” para los consultores porque aquellas empresas que no contemplan esa autonomía de aprendizaje en sus trabajadores, siempre dependerán de una capacitación externa. Pero a raiz de esta experiencia estoy convencido que es un error el no promover esa autogestión. Más allá de que seamos consultores, somo maestros en primera instancia y el promover la independencia en nuestros estudiantes es algo para lo que estamos llamados.

¿Me cerré las puertas en ese corporativo por haberles “enseñado” a sus colaboradores a auto gestionar su aprendizaje?

Por supuesto que no. Gracias a esta experiencia ya se me está contemplando para otros proyectos igual de importantes. Así que en definitiva todos ganamos. ¿Estás listo para intentarlo? Anímate… tus alumnos te lo agradecerán.

0 Respuestas en La Autogestión en el Proceso de Enseñanza-Aprendizaje"