Comunicación efectiva: ejercicio práctico

La comunicación efectiva al rescate de los malentendidos.

Cuando se mantiene cualquier tipo de relación, sea profesional, amistosa o amorosa, siempre existe la posibilidad de que surjan absurdos malentendidos. Para entender porqué suceden, primero hay que estar conscientes de que la comunicación es más que sólo palabras.

De hecho, según el investigador Abert Mehrabian, más del 55% en el impacto de un mensaje, no es verbal.

Por ejemplo: recuerda cuando eras niño y en las fiestas de cumpleaños te regalaban ropa en lugar de juguetes. Seguramente agradeciste a tu benefactor, pero tu cara comunicaba que realmente no te había gustado mucho la “sorpresita”.

 

ropa-navidad-240x300

 

Sin embargo, muchos de los malentendidos de comunicación en las empresas, se dan porque el mensaje no se recibió como se esperaba o simplemente no se recibió.

En estos casos el emisor da por hecho que el mensaje llegó a su destinatario efectivamente.

La comunicación efectiva es más que emitir información. Es necesario que los actores del proceso de comunicación (emisor y receptor) pongan todo de sí para beneficio del mensaje.

 

bla-bla-bla

 

Es más fácil hablar que escuchar (para la mayoría de las personas), por eso en este artículo te presentamos una técnica excelente que hará efectiva tu comunicación: la escucha activa.

Escuchar activamente te permitirá conocer a profundidad lo que el otro quiere transmitir y pensar con más claridad cuando te toque hablar.

Además, cuando las personas sienten un genuino interés son más honestas y sienten más simpatía por su interlocutor.

Como beneficio extra, evitarás que tu novia se moleste cuando no recuerdes algo que ya te dijo.

 

La escucha activa para una comunicación efectiva

La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla.

Mostrar empatía

 

Escuchar activamente las emociones de los demás es tratar de ponernos en sus zapatos, escuchar sus sentimientos e intentar entender lo que siente esa persona. No se trata de mostrar alegría, sino de ser capaces de ponernos en su lugar.

Frases como: “entiendo lo que sientes” o “comprendo la situación” pueden ayudar, pero lo que realmente sirve es interesarnos realmente en el otro. Recuerda que tu cuerpo comunicará el desinterés aún sin que tú lo notes.

 

EMPATIA-ESQUEMA

 

Emitir palabras de refuerzo o cumplidos

Estos simplemente ayudan al emisor pues le hacen saber que uno lo aprueba, comprende o acepta.

Pueden ser frases como: “me gusta hablar contigo”, “seguro eres excelente para lo que haces” o expresiones como: “Okay”, “Jumm” o “¡Genial!”.

 

comprensión

 

Parafrasear 

Esto significa verificar o decir con las palabras del emisor lo que parece que acaba de decir. Ayuda a comprender lo que el otro está diciendo y permite verificar si realmente se está entendiendo al emisor.

Un ejemplo puede ser: “lo que quieres decir es que…”, “entonces te sientes enojado porque…”.

 

Resumir

Mediante esta habilidad expresamos que tanto hemos comprendido o aclaramos la información hasta que sea comprendida tal como el emisor lo desea.

Por ejemplo: “si no te he entendido mal, lo que quieres decir es…”, “lo que me estás diciendo es…”, “A ver si te he entendido bien…”, “en resumen…”

Lee nuestro artículo: 3 principios fundamentales del servicio al cliente.

 

Como ves, la escucha activa nos invita a ser el que aporta a la comunicación efectiva cuando se interactúa con otro. No se puede esperar a que los demás se comuniquen correctamente, se debe propiciar el ambiente idóneo para mejorar la comunicación.

Atrévete a mejorar la comunicación y por ende, tus relaciones profesionales, amistosas y ¿por qué no? las amorosas.

En CLN, tenemos un curso de comunicación efectiva totalmente enfocado a mejorar el nivel de las relaciones en las empresas. Contáctanos y descubrirás el siguiente nivel. 😉

Esperamos que este ejercicio te haya sido de mucha utilidad, no olvides comentar lo que piensas o los resultados que obtuviste al ponerlo en práctica.

 

0 Respuestas en Comunicación efectiva: ejercicio práctico"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *