CLN

Cómo manejar el estrés navideño sin morir intentándolo

Cómo manejar el estrés navideño sin morir intentándolo

¡Al fin se terminó el año! ¡Navidad llegó! ¡Y cuánto sufrimos por el estrés! Las fiestas decembrinas no llegan solas. Conoce algunos tips que te dirán cómo manejar el estrés navideño sin morir intentándolo.

Ya sea por trabajo, escuela o problemas personales, el estrés siempre ha estado en nuestra vida. ¿Qué hacer? ¿Qué respuesta tiene la ciencia ante este fenómeno?

Aunque parezca increíble lo primero que tenemos que hacer para enfrentar el estrés es cambiar nuestras perspectivas. Por eso, este artículo no tiene que ver con técnicas o recursos que cualquiera pueda aplicar para manejarlo, más bien se enfoca en cambiar nuestra mentalidad y puntos de vista. ¿Cómo sabemos todo esto? A través de investigaciones y avances que la ciencia ha tenido en los últimos años.

Presta mucha atención para que puedas ponerte de propósito para este 2016 una nueva forma de vivir: ser más relajado y más feliz.

Datos asombrosos o terribles

Un estudio realizado durante 8 años en Estados Unidos encontró que durante ese periodo 182,000 americanos murieron prematuramente por su percepción acerca del estrés. Es decir, 20,000 personas al año. Lo cual es asombroso: ¡Más personas se mueren por lo que piensan acerca del estrés que por el estrés en si mismo!

En este sentido, cambiar nuestros puntos de vista nos puede hacer más sanos. Y qué mejor fecha que las fiestas decembrinas para adquirir una actitud positiva hacia la vida y hacia los distintos obstáculos que se nos presentan.

¿Cómo funciona el estrés en nuestro cuerpo?

Cuando padecemos estrés, como cuando pensamos que ya vienen los gastos navideños, de año nuevo, reyes magos, decoración, cena, entre otras cosas además de los gastos habituales de cada mes, nuestro cuerpo empieza a tener diferentes respuestas. Principalmente nos empieza a dar señales como las siguientes:

-Se respira más rápido pero de forma menos profunda.

-La tensión muscular aumenta, especialmente en los hombros, nuca y espalda.

-La sangre empieza a coagular más deprisa.

-El corazón empieza a latir más rápido y aumenta la presión sanguínea.

No es muy saludable vivir en este estado mucho tiempo y resulta de vida o muerte cambiar esta situación.  Es ahí donde las nuevas investigaciones sobre el estrés tienen mucho que decir: nuestra percepción de esta enfermedad importa y ¡mucho!

Desde nuestra mente podemos controlar nuestro cuerpo y en muchas ocasiones apagamos los gritos que nuestra mente da cuando se presenta un problema. Sin embargo, toda esa energía negativa que se está reteniendo debe salir de alguna manera y comienza a somatizarse, es decir, se manifiesta físicamente a través de espasmos, tics y sobre todo, enfermedades.

Así que cuando sientas que tu cuerpo está mostrando alguna señal fuera de la normalidad, es porque está buscando maneras para manejar la oxitocina. Por lo tanto hay que responderle con inteligencia para bajar los niveles de estrés tanto mental como físico.

La mejor técnica para el manejo del estrés navideño

Otro aspecto para cambiar nuestra forma de comprender el estrés es conociendo lo que ocurre en nuestra mente cuando éste se nos presenta. Entendiéndolo un poco más, seguro aprenderás a conocerte a ti mismo y saber cómo funciona éste en tu organismo. A algunas personas les da hambre, dolores de cabeza, otras se muestran molestas o incluso se deprimen.

¿Te has preguntado por qué muchas personas suben de peso en diciembre? Quizá no sólo sea porque la comida es rica. El estrés tiene una influencia directa en nuestro apetito. Ahora bien, entendamos más del tema.

A nivel neuronal, una de las hormonas que intervienen en la generación de estrés es la oxitocina, popularmente conocida como la hormona del amor.

Cuando la oxitocina se libera en nuestro organismo nos motiva a buscar ayuda. Mientras más dificultades y problemas enfrentamos en la vida, nuestro cuerpo responde demandando atención o gente que se preocupe e interese genuinamente por nosotros.

La respuesta de la oxitócina no sólo es a nivel neuronal también afecta a todo el cuerpo. Es un antiinflamatorio natural  y provee a los vasos sanguíneos el descanso y relajación necesarios. Y en el corazón -que también se ve afectado por los ataques del estrés- ayuda a regenerar las células cardiacas.

La mejor forma de responder al estrés es a través de estas dos simples recomendaciones:

  1. Cambiar nuestra perspectiva sobre la enfermedad.
  2. Acercarnos a aquellas personas en quienes confiamos.

Haz del estrés tu aliado en estas fiestas navideñas.

Más que ver al estrés como un enemigo en estas fiestas navideñas, hay que verlo como un amigo. Si la oxitocina es la hormona del amor, entonces también puede ayudarnos a generar vínculos mentales más positivos para nuestro organismo. Si ya te conoces bien y sabes qué es lo que te genera estrés, entonces utiliza esto para impulsarte a realizar acciones positivas que ayuden a disminuirlo, por ejemplo:

  • Leer un libro.
  • Hacer deporte.
  • Meditar.
  • Platicar con alguna persona cercana.
  • O incluso, para aquellos que no duermen, descansar.
  • Por último, si eres de los que tienen un teléfono móvil que no deja de sonar, apágalo por un momento.

Toma en cuenta que estar estresado es perder momentos valiosos de vida. Así que si quieres iniciar el año de una manera positiva o simplemente disfrutar estas fiestas decembrinas, aprende cómo manejar el estrés y no morir en el intento.

¿Quieres aprender más sobre cómo manejar el estrés? Da clic en “Manejo Efectivo de Estrés Físico y Mental”.

Por último, nos encantaría que nos dieras tus comentarios. ¿De qué forma desahogas el estrés? ¿Eres de los que se enojan, comen, gritan, se deprimen o se enferman? ¡Cuéntanoslo!

0 Respuestas en Cómo manejar el estrés navideño sin morir intentándolo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *